¿Por qué hay una “burbuja” en el alquiler de pisos en Castellón?

 

¡¡¡El alquiler sube un 24% en tres años!!! ¿Estamos locos? ¿Vuelve la burbuja inmobiliaria?

Es cierto que el alquiler ha ido ganando terreno en los últimos años, pero no debido a un cambio en la mentalidad de las nuevas generaciones respecto a la de nuestros padres, sino por la IMPOSIBILIDAD de hipotecarse.

Por simple que parezca el razonamiento más habitual de la gente es: “Pago 500€ de alquiler cuando podría pagar 300€ de cuota de hipoteca y encima tengo un piso en propiedad”

El problema es el siguiente:

La gran mayoría de jóvenes menores de 40 años, a pesar de tener buenos ingresos, están descapitalizados.

Es decir, no disponen del importe necesario para contratar una hipoteca. Por lo tanto, les queda vivir de alquiler en contra muchas veces de su voluntad.

Lo explico con un ejemplo: Para hipotecarse es necesario tener el 35% del importe de la vivienda (10% impuestos + 20 % no financiable + 5% gastos), a parte de otros requisitos. Si una persona quiere comprarse un piso de 150.000€, por ejemplo, debe tener 52.500€ disponibles para entrar en la operación. ¿Qué joven de 30-35 años tiene 52.500€ en la cuenta corriente para entrar en un hipoteca? Por experiencia puedo afirmar que prácticamente nadie. El por qué sucede esto es un debate a parte para otro momento.

En el ejemplo anterior estoy teniendo en cuenta que no se involucran terceros en la operación aportando garantías adicionales. Si se cuenta con patrimonio familiar, por ejemplo, la cosa cambia. Aunque bajo mi punto de vista profesional invitaría a reflexionar con mayor cautela al comprador si requiere de garantías extra para hipotecarse.

En resumen, esta inaccesibilidad al crédito hipotecario es lo que dispara la demanda de alquiler y termina presionando los precios al alza.

1) ¿Significa esto que es buen momento para invertir en vivienda y alquilarla?

2) ¿Existe alguna fórmula para acceder más fácilmente a una hipoteca?

No existe una respuesta única y general, pero es posible valorar cada operación en particular y encontrar soluciones.

Lo cierto es que si se reúnen las condiciones es buen momento para hipotecarse:

Los precios de las viviendas suben y la financiación, si se negocia bien, continúa barata.

La compra de una vivienda es un proceso emocional y justo por ese motivo se pasan muchos factores por alto. Tengamos presente que los grandes bancos no asesoran, colocan lo que les interesa en cada momento para maximizar su beneficio a costa del cliente. Esto no es opinable sino un hecho sobradamente demostrado:

 

 

Hoy ocurre exactamente igual. ¿Es casualidad que hoy se coloquen hipotecas tipo fijo cuando hace 10 años, con el Euribor al 5%, suponían tan sólo un 1% de las operaciones? Es obvio que no.

Si estás pensando en comprar una vivienda o tienes algún tipo de duda sobre temas hipotecarios puedes ponerte en contacto conmigo pinchando aquí o a través de Linkedin.

Si este artículo te ha resultado útil no olvides compartirlo, nunca sabes a quién puedes ayudar.

Puedes seguirme en: TwitterFacebook y Youtube

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *