Elecciones EEUU 2020: No mezcles la política con tus finanzas

A unas semanas vista para las elecciones presidenciales en Estados Unidos ya tenemos a la industria financiera y los medios emitiendo predicciones sobre cómo el resultado afectará a los mercados y la economía.

No hay texto alternativo para esta imagen

Reconozco que puede ser entretenido especular sobre cómo afectarán las elecciones a nuestro patrimonio, pero esto se convierte en un ejercicio inútil cuando uno se da cuenta de lo mucho que no sabemos sobre lo que vendrá después.

No sólo no sabemos quién va a ganar, además:

  • No sabemos qué políticas va a implementar el nuevo gobierno.
  • No sabemos cuán dócil será la oposición con esas políticas.
  • No sabemos cómo la persona en el cargo afectará al gasto y al sentimiento de los consumidores.
  • No sabemos qué sectores o industrias serán los mayores ganadores y perdedores.
  • No sabemos cómo reaccionarán los inversores ni los escenarios ya descontados con respecto al resultado de las elecciones.

Repasemos la historia.

Cuando Trump fue elegido, había una gran cantidad de expertos e inversores  que predijeron una enorme caída del mercado. “No es momento de hacer nada” me decían algunos clientes.

En cambio, las acciones subieron de manera constante durante la mayor parte de su mandato hasta que golpeó la pandemia. Ha habido más de 130 nuevos máximos históricos en el S&P 500 durante el mandato de Trump.

Cuando Obama fue elegido, hubo gente que  predijo: “Su radicalismo está matando al Dow”.

En cambio, las acciones partieron en 2009 en un mercado alcista que se prolongó durante la totalidad de la próxima década. Hubo casi 130 nuevos máximos históricos en el S&P 500 durante el mandato de Obama.

La tendencia a largo plazo del mercado de valores ha sido hacia arriba y hacia la derecha sin importar quién sea el presidente.

No hay texto alternativo para esta imagen

Por otra parte, ningún presidente en la historia moderna ha podido evitar la caída del mercado de valores.

Todos los presidentes han experimentado mercados a la baja en algún periodo de su legislatura.

No hay texto alternativo para esta imagen

Las promesas que los candidatos están haciendo en la campaña electoral en este momento no necesariamente se harán realidad, puesto que también se depende del Congreso.

La verdad es que los políticos tienen mucho menos control sobre el mercado y la economía de lo que a la mayoría de la gente le gustaría creer.

Gran parte del comportamiento en el mercado de valores bajo cualquier administración depende de dónde nos encontremos en el ciclo cuando asumen el cargo.

Por ejemplo, Bill Clinton y Ronald Reagan asumieron el cargo en momentos oportunos durante uno de los mercados alcistas más grandes de la historia. Por otro lado, el tiempo de Franklin D. Roosevelt en el cargo estuvo respaldado por la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial, mientras que George W. Bush asumió el mando justo antes del 11 de septiembre y terminó su mandato durante la Gran Crisis Financiera.

Independientemente de quién gane el próximo mes, es importante mantener el factor político fuera de nuestra cartera.

Las decisiones de dinero ya están plagadas de emociones, prejuicios y puntos ciegos.

Incorporar la política a esta ecuación sólo amplifica esas emociones y hace que sea casi imposible tomar decisiones racionales con la mente clara.

Conclusión:

Si estás pensando en vender todas tus acciones basándote en qué pasará con las elecciones en EEUU, asegúrate de hacerte las siguientes preguntas primero:

  1. Si vendo pensando que el nuevo presidente afectará negativamente a los mercados, ¿significa eso que tengo que quedarme fuera del mercado hasta que un nuevo presidente asuma el cargo?
  2. Si vendo pensando que el nuevo presidente afectará negativamente a los mercados y luego el mercado sube, ¿volveré a comprar o seguiré al margen?
  3. Si vendo pensando que el nuevo presidente afectará negativamente a los mercados y luego el mercado baja, ¿compraré a precios más bajos o seguiré esperando en función de mis creencias políticas?
  4. Si vendo pensando que el nuevo presidente afectará negativamente y las cosas no salen tan mal como pensaba originalmente, ¿cómo sabré que estaba equivocado?

Si no tienes un plan de acción definido para cada potencial resultado es síntoma de que no tienes una estrategia.

Nunca hay respuestas fáciles porque nadie sabe lo que deparará el futuro. Ver más

Sólo hay una cosa de la que estoy seguro cuando se trata de mezclar la política con las decisiones de inversión: El mercado de valores subirá y bajará sin importar quién sea el presidente.

La reflexión es: ¿Tienes una plan financiero que te permita alcanzar tus objetivos aislando el factor político y lidiando con la volatilidad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *